Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

viernes, 18 de mayo de 2012

Ois.

-Me pregunto cómo serán sus ojos.. de cerca.
+Azules, muy azules.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.