Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

martes, 22 de mayo de 2012

Necesito de ti.

Te necesito ahora, esta noche. Y te necesito más que nunca, y si tan sólo me sostienes fuerte, estaremos sujetos por siempre. Juntos podemos llevarlo hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.