Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

jueves, 31 de mayo de 2012

. . .

Te guardo rencor y aún un poco de amor.
Ha pasado tanto tiempo, y aún sigues sin irte de aquí.
Por momentos, creo que te he olvidado,pero la verdad es que no deja de pasar el tiempo, y aún no hay día en que no sueñe despierta contigo.
Me imagino que te vuelvo a ver; pero que ésta vez me puedes querer.
He escuchado poco de ti, que te volviste a enamorar; he oído también, que te cansaste de ella.
Y la última vez que te vi, tuve que hacer como si no te conociera.
Que momentos tan inoportunos, los que tenemos que dejar pasar...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.