Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

jueves, 10 de mayo de 2012

Cara, sale bien.

-Tengo una cosa para ti, coge
+Oh, es una moneda..
-Si tuvieras que pedir un deseo, lo que quieras, lo que más desees en el mundo y tira la moneda, si sale cara se te concede el deseo
Tira la moneda
-Cara, deseo concedido. Toma.
Le da la moneda a él
-Para ti, tú moneda de la suerte.
Él la coge y le da la vuelta.
+Pero si tiene dos caras
-Bueno, pues así tienes suerte seguro, así que quítate esa idea de la cabeza, porque nada va a salirnos mal...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.