Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

viernes, 21 de febrero de 2014

''Tropezaba continuamente con la misma piedra. Le gustaba tropezar, le gustaba la piedra.''

Se ha producido un error en este gadget.