Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

martes, 29 de mayo de 2012

El gran amor.

Todo el mundo se quiere enamorar. Todos alguna vez, siendo niños, adolescentes o adultos nos han roto el corazón,  nos hemos ilusionado, sonreído cada vez que le hemos visto, nos han salido esas "mariposas" en el estómago, hemos echo tonterías por amor, e incluso hemos perdonado lo imperdonable a la persona que queremos. Al igual que todos sabemos lo duro que es olvidar a alguien, lo duro que es acostarte y no tenerlo a tu lado, no sentirte protegido.
Pero, lo que muy pocas gente ha tenido, ha sido un gran amor, el gran amor de su vida, el que se te queda pegado en el corazón y por mucho que lo intentes olvidar, por muchas personas que pasen por tu vida, no lo harás porque esa persona fue tu gran amor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.