Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Último día del año.

Ya ha pasado el tiempo, aunque parezca que fue ayer cuando empezaba el año, cuando sentía que todo iba a derrumbarse si no estabas, cuando empecé a creer que no había salida. Jamás puedes pensar que te ocurrirán tantas cosas en un año, y un día como hoy, recuerdas todo lo que pasó, y sientes como se te viene el mundo encima al sentir que esos momentos ya pasaron y que no volverán a suceder.
Pero hay que mirar el lado positivo de las cosas, y este, sin duda alguna es que empieza un nuevo año, 2013, lleno de nuevos días, con nuevas experiencias  y nuevas aventuras para todos nosotros. Para disfrutar y reír, pero también para llorar cuando lo necesites, sonreír, querer, aprender de los errores del pasado y no cometerlos en el presente.
Feliz año pequeñas criaturas de este lugar llamado mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.