Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

viernes, 7 de diciembre de 2012

5 de Enero de 2012

"Mi mundo se tambalea, por un  momento he pensado que te había olvidado, después de que te fueras, después de tanto tiempo sin verte... Pero no es así. Hoy, podía sentir como mi corazón latía más fuerte según te acercas a mi. Como siempre, has pasado de largo, seguramente porque no sabes ni quien soy, pero eso algún día cambiará.
Me he engañado a mi misma, estoy destrozada, te quiero. Me siento fatal porque... Bueno, juré que ya no te quería y no es así. No me lo puedo creer. Debo de reconocer que me ha alegrado verte, y que por mucho que me hayas echo siempre te defenderé , por encima de todo. Verte ha sido el mejor regalo de estas navidades. Aunque no el 100%
Me pregunto si le molestará cuando le cuente que te he visto, y que he vuelto a sentir ese mareo, y la aceleración de mis pulsaciones. ¿Qué digo? Claro que le molestará, le dije que tú para mi no eras nada. Y le mentí. Y también me mentí a mi misma, eres algo que nunca podré sacar de la cabeza. Y tampoco quiero hacerlo. Sólo espero que algún día , cuando nos volvamos a cruzar sepas quien soy, y me saludes. Aunque yo tartamudee y me ponga nerviosa, que al verlo sonrías, y te rías, que digas que me echas de menos, que quieres verme, que me quieres."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.