Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Porque lo que siento es inexplicable.


- ¡Creo que no te asusta nada!
- ¿A mi? ¡A mi me da miedo todo! Me da miedo lo que vi. Me da miedo lo que hice. Quien soy. Y especialmente tengo miedo de salir de este cuarto y no volver a sentir en toda mi vida lo que siento estando contigo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.