Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Fire.

Espero que sepa diferenciar mi palabra de la otra persona, espero que vea que no existe un solo instante en el que no susurre su nombre, no tan lejos como de mi cuerpo, pero más cerca del corazón. Preferiría que me miraras diferente, para ser digno rival de tu belleza, y para que entiendas que si mis manos son de ceniza, es porque tú eres el fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.