Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Carpe Diem.

He pensado en muchas cosas esta noche, pero he llegado a una única conclusión: Hay que disfrutar de la vida, de las pequeñas cosas, no sabes cuanto te van a durar estas cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.