Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

jueves, 5 de julio de 2012

Y como ha pasado..

Te mereces que te quiera y no deje de hacerlo; nunca. Te mereces que te abrace, que te acaricie. Te mereces cada lágrima y cada sonrisa. Te mereces todo lo que te doy y lo que  no; que te haga feliz. Te mereces que te bese a cada hora; cada minuto. . . Siempre estaré a tu lado de la mejor manera posible.Porque esto no le pasa a cualquiera, nos ha pasado a nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.