Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

domingo, 22 de julio de 2012

Quiero que alguien se enamore de mi, que se enamore de mis sonrisas. Quiero que alguien se enamore de mis ganas de vivir, que alguien se enamore de mi risa, que hago todo lo humanamente posible para sacarla. Quiero que alguien se enamore de mi certera convicción de que nadie podría enamorarse de mi nunca.
Quiero a alguien que se enamore de mis miles de historias, les gusten o no, que se enamore de mis trillones de defectos, pero que cuando le pregunte, me los niegue todos. Quiero que alguien se enamore de mi mal genio a las mañanas.  Quiero a alguien que se enamore de la cara que pondría cuando piense en él.  Quiero a alguien que se enamore de mi timidez,  alguien que se enamore de mis promesas, de mis ganas de hacerte feliz. Que se enamore de mi cada mañana,  y que cada día me quiera un poco más, que se enamore de mi miedo al rechazo, pero también e mis ganas de reírme, que se enamore de mi eternamente, que le de igual como me maquille, como me vista o como me peine, que se enamore de mi toda la vida si hace falta. Quiero a alguien así, cueste lo que cueste encontrarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.