Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

sábado, 14 de julio de 2012

Sólo nuestro~*

Lo que daría por poder tenerte a un palmo de mi. Poder ver tus ojos, estudiar su color y examinar su contorno. Bajar por la nariz y besarla débilmente para recorrer tus labios con mis dedos y ver como se te pone una sonrisa en la cara.
Contemplar cómo se te contraen los músculos o el simple echo de tu parpadeo.
Poder colocarte el pelo cuando lo tengas alborotado y observar como se mueve tu nuez cada vez que hablas o cada vez que tragas saliva.
Besar tus labios y que me lleven a otro mundo en el que las cosas estén mejor. Coger tus manos y acariciarlas, que tus brazos rodeen mi cintura y poner mi cabeza en tu pecho para que así oiga los latidos de tu corazón acelerado al tenerme cerca. Que nos quedamos quietos observando cada parte de nuestro cuerpo, que aprovechemos todo el tiempo que hemos perdido.
Que no e necesiten palabras porque las miradas lo dicen todo. Que sólo estemos tú y yo, paralizados en el tiempo, viviendo algo que sólo nosotros entendemos, algo sólo nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.