Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

domingo, 17 de junio de 2012



+Me acompañas al aeropuerto?

+Yo sólo iría a un aeropuerto contigo para coger un avión hacia una playa perdida, comernos a besos hasta que se me olvide el día que es y me vuelva loca de tanto quererte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.