Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

domingo, 17 de junio de 2012

Adicta a ti.

-Nunca te has sentido adicta a algo?¿A algo que por mucho que  quieras, no puedes dejarlo?
+Sí 
-A qué?
+ A él, a su sonrisa, a sus ojos, a sus labios, a su olor, a su cuerpo, a sus abrazos. A querer que esté siempre aquí, a mi lado. Es inevitable.
-Y te sucede a menudo?
+Siempre, tengo ganas de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.