Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

martes, 14 de agosto de 2012

Quiero contarte algo.

No sé por donde empezar, es algo extraño.
Es extraño que, tú cada noche, me hables. ¿Cuándo hemos cambiado los papeles?
¿Desde cuando eres tu el que espera un respuesta? MI RESPUESTA. 
Nunca. Y ahora lo haces. ¿Por qué? No lo entiendo. Qué es eso de ''Eres tú la que tiene que decidirse'' ¿Decidirme? ¿Por ti? ¿No te vale de nada eso de estar 2 años, 2 PUTOS AÑOS, contigo, para todo, siempre detrás de ti, enamorada como una perra, hasta las trancas? Pues lo siento mucho, pero ya me he cansado, es que.. lo has jodido tío, y no creo que lo arregles, no espero a que lo soluciones. No quiero que lo soluciones, solo espero salir de esta mierda ya, y poder sentirme libre, como antes de conocerte, sin que mi felicidad dependa de ti. 
Perdóname.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.