Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

martes, 27 de mayo de 2014

Love is keeping the promise anyway.

"Mis palabras no tienen sentido. Los sollozos me estremecen el cuerpo, la mente... todo.
Me aprieta contra él y el agua de la ducha me empapa entera las piernas. Su abrazo es fuerte.
[...]
-Te quiero -respondo.
Ya se lo dije una vez, pero estaba dormido. No sé por qué no se lo dije cuando podía oírlo. Puede que me diera miedo confiarle algo tan personal o que temiera no saber lo que era querer a alguien. Ahora creo que lo más aterrador es no haberlo dicho antes. 
Soy suya y él es mío, y ha sido así desde el principio.
Se me queda mirando. 
-Dilo otra vez -dice, frunciendo el ceño.
-Te quiero.
Tiene la piel resbaladiza por el agua y huele a sudor, y mi camiseta se le pega a los brazos cuando se rodea con ellos. Aprieta la cara contra mi cuello y me besa justo por encima de la clavícula, me besa en la mejilla, en los labios.
-Yo también te quiero -dice."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.