Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

viernes, 21 de junio de 2013

Y si vuelves a mi mente basta pensar que no estás, que estoy sufriendo inútilmente porque sé, yo lo sé, yo sé que volverás. Estoy fuera. De los recuerdos, del pasado. En ese silencio que hace daño.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.