Cuanto más sonreía, más ganas tenía de odiarlo y aun así, eso era precisamente lo que lo hacía imposible.

lunes, 22 de octubre de 2012

Cumplí mi sueño.

Nunca he conseguido nada de lo que me he propuesto, todos me decían que dejara ya de soñar, que tú eras inalcanzable, que yo era demasiado tonto para ti, y justo cuando me olvido de ti me doy cuenta de que los tontos son ellos, porque los sueños se cumplen, porque tu eres mi sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.